La propuesta de este espacio surge con la intención de informar sobre algunos de los acontecimientos socio-políticos que suceden en nuestro entorno y que tienen que ver con el ambiente futbolero y barrista del contexto LATINOAMERICANO. Este blog se caracteriza por mantener una visión crítica respecto a los aspectos mencionados anteriormente y ve la oportunidad de que, desde las barras latinoamericanas, se gesten ideas que permitan transformar las estructuras sociales que hoy en día generan tanta injusticia y desigualdad social. Su material es de libre difusión.

http://www.hinchasantifascistas.blogspot.com/

Medellín - Colombia



martes, 31 de mayo de 2011

Argentina 78: la dictadura del balón

Algo de historia...

El 24 de marzo de 1976 un golpe de Estado terminaba con el gobierno de “Isabelita” en Argentina. Comenzaba así una dictadura represora y violenta que asesinaría a más de 30.000 personas. 2 años, 2 meses y 7 días después del golpe militar se inauguraba en Argentina “el Mundial de 25 millones de argentinos”, también conocido como “la fiesta de todos”. Era el XI Campeonato del Mundo de Fútbol, el primero que se disputaba en tierras argentinas. Para muchos, el Mundial fue maravilloso. Ambientazo en todos los partidos, fiesta en las calles de todas las ciudades y cierre espectacular con Argentina campeonando ante la poderosa Holanda. Ante muchos, la cara alegre y festiva de Argentina.

Pero mientras el pueblo celebraba en las gradas del Monumental los goles de Kempes y demás discípulos de Menotti, se seguía deteniendo ilegalmente a argentinos, se seguía torturando a seres humanos en centros diversos y se seguía asesinando a personas con ráfagas de metralletas o haciéndolas volar desde un avión al Océano Atlántico. Esta era la otra cara de Argentina, la oscura, la del terror y la de la represión. Ante pocos, la cara más real de Argentina.

Durante 24 días, Argentina fue el centro del Mundo. La dictadura militar había logrado su objetivo: que todas las miradas estuvieran puestas en el país pero con una venda en los ojos. Mientras, la prensa local censurada sólo hablaba de tácticas, de goles, de alegría y de orgullo. “Los argentinos somos derechos y humanos”, informaban. Todo lo demás, era ser “antiargentino”.

Lo que pocos saben es que el mismo día del golpe y en la primera reunión de la Junta de Comandantes que acababa de imponer un gobierno de facto, el tema del Mundial de Fútbol apareció ya como tema prioritario. Comenzaban más de 2 años de organización en los que no faltaron extorsiones, asesinatos selectivos y luchas internas dentro de la propia dictadura. Ejército y Marina, dos de las tres puntas de lanza que encabezaban la dictadura, se enfrentaron para controlar el Mundial. Ese primer partido lo ganó la Marina, con Lacoste y Massera como máximos baluartes.

En 1978, fútbol y dictadura se dieron la mano para protagonizar uno de los Campeonatos del Mundo de Fútbol más recordados de la historia. Para algunos siempre será el Mundial de Kempes, el de los papelitos blancos del Monumental y el de la fiesta de todos los argentinos. Para otros, aquél Mundial siempre será el del terror, la mentira y la represión; el Mundial en el que miles de argentinos celebraban hipnotizados mientras miles de personas eran asesinadas; el Mundial en el que unos cuantos militares habían logrado sedar al Mundo entero, que sólo sabía mirar al balón.

Argentina 78 fue, sin duda, el Mundial de la dictadura del balón. Unos resaltan a la dictadura. Otros, al balón. Lo cierto es que los dos iban juntos de la mano.

martes, 24 de mayo de 2011

Comunicado: La Cxrva Antifascista - Los Panzers - Santiago Wanderers


El Ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, dio a conocer junto al Intendente de la Región Metropolitana, Fernando Echeverría, el programa "Estadio Seguro", cuyo objetivo es erradircar las barras bravas del fútbol chileno.
"El estadio inseguro se va a terminar. Nosotros como Gobierno nos comprometemos a que esa realidad se va a terminar", dijo de entrada Hinzpeter.

La idea es que los clubes empadronen a sus seguidores y la medida incluso regirá para el Superclásico del próximo 30 de abril en el Estadio Nacional.

"Van a poder entrar a las puertas 14 y 15, y 2 y 3 del Estadio Nacional, sólo quienes cumplan tres requisitos: que tengan una entrada; que se trate de ciudadanos inscritos o empadronados en el club respectivo; y que el día del partido concurran al partido con su cédula de identidad", explicó Hinzpeter..

“El estadio va a ser seguro y la realidad de las barras bravas se van a terminar. Tendremos como corresponde hinchadas, pero no barras bravas que se sienten con el derecho de estropearle la vida a quienes pagan una entrada", agregó Hinzpeter.

"Vamos a empezar a implementar medidas para que poco a poco vayamos construyendo la totalidad de este programa, programa que esperamos esté concluido en aproximadamente 18 meses para todo el país", finalizó el secretario de Estado.

NOSOTROS DECIMOS NO AL EMPADRONAMIENTO, NI MEDIDAS ABSURDAS!
LOS PANZERS CAMINAMOS SOLOS!!
LA CURVA
ANTIFASCISTAS!

martes, 17 de mayo de 2011

Es verdad, el Capitalismo se tomó el Fútbol.


Estamos viviendo a la merced de un modelo económico que para muchos ha funcionado y le ha dado estabilidad a la economía mundial. Sin embargo la realidad es otra, pues aquella estabilidad se produce a costas de quienes por imposición han tenido que servir a las grandes potencias macroeconómicas del mundo. No se va venir a tratar acá la discusión de cual modelo o sistema económico es el ideal para acabar con tanta desigualdad y opresión, pero lo único que sabemos y tenemos claro es que este, el capitalista, no es ni será nunca el mas viable ni el ejemplo a seguir.
El capitalismo convierte todo lo que encuentra en su camino en mercancía, y el fútbol no podía ser la excepción. Hoy en día, los equipos son auténticas empresas, y los jugadores no son más que mercancías, que en muchos casos se venden al mejor postor. El amor de un jugador por la camiseta es dificil verlo hoy pues la gran industria del fútbol ha sabido remplazar dicho sentimiento por el dinero. Sin embargo, el fútbol sigue siendo auténticamente popular. Las hinchadas cada vez más dan un grito de protesta a esta mercantilización a la que esta sometida el fenómeno que mas masa mueve en el mundo. Y es desde ahí, desde la coordinación de las masas desde donde se puede cambiar esto. Necesitamos sectores en las hinchadas latinoamericanas que hagan sentir su voz, que promuevan una comprensión amplia de la problemática para que permitan tener una visión mas elevada del fútbol que queremos...un fútbol del pueblo y para el pueblo. Es por esta razón que nos unimos a aquella frase muy popular hoy en día en los estadios mundiales: ODIO AL FÚTBOL MODERNO...ODIO AL FÚTBOL NEGOCIO.

martes, 10 de mayo de 2011

Manifiesto contra la corrupción - Amautas Crema - Universitario de Deportes


El pueblo del Perù esta cerca de elegir "democraticamente" a su verdugo. Por un lado está el centroizquierdista y demágogo Ollanta, mientras por el otro se encuentra Keiko Fujimory...recuerdan el apellido?...demas que si, es imposible olvidarlo. Por esta razón publicamos el manifiesto de un sector de la barra de Universitario de deportes en donde se le hace énfasis a los comisios que se acercan.

Manifiesto: Hoy en medio de actos comprometedores por parte de los medios de comunicación al no decirnos la verdad de lo que está sucediendo en nuestra patria y en toda Latinoamérica.
Nosotros como ciudadanos hinchas de UNIVERSITARIO DE DEPORTES, DENUNCIAMOS, el intento de manipular la conciencia de los peruanos para confundirlo más aun ,ELLOS quienes se empecinan en hacernos creer que el PERU AVANZA y todos está bien.
ELLOS los que por tanto tiempo saquearon y vendieron el PERU, contándonos fabulas y mostrando estadísticas absurdas, que no son compatibles con la realidad.
Ahora en 2011, ELLOS quienes por tanto tiempo mal trataron, mintieron, robaron y estafaron ELLOS los que tienen las manos manchadas con sangre de nuestros hermanos pretenden hacernos creer que la candidata KEIKO FUJIMORI es la solución como si nosotros no recordáramos las atrocidades que cometió el fujimontesinismo contra los derechos humanos toda la plata que se robaron y como pisotearon las leyes para imponer la suya, CORRUPCION E IMPUNIDAD.
Nosotros como ciudadanos hinchas de UNIVERSITARIO DE DEPORTES mostramos NUESTRO DESACUERDO y TOTAL REPUDIO hacia la candidatura de KEIKO FUJIMORI, la CORRUPCION, IMPUNIDAD y en si todo el sistema neoliberal que ella representa por no ser compatible con las aspiraciones de las grandes mayorías.

Haciendo caso a las sabias palabras de nuestro AMAUTA J.C.M, PERUANISEMOS EL PERU.

(U)N SENTIMIENTO DESDE EL PUEBLO Y PARA EL PUEBLO .....

El nuevo espectaculo. Por: Ricky


El dibujo del reconocido caricaturista antioqueño Ricky muestra la realidad de lo que acontece en las tribunas populares de los diferentes estadios del paìs: peleas entre la misma hinchada, con otra hinchada, con la policìa homicida, entre otros aspectos...pero a decir verdad, esta es la imagen que mas gusta a aquellos medios amarillistas colombianos, quienes nunca ven la otra cara de la moneda (barrismo social por ejemplo) y practicamente solo se dedican a "informar" al pueblo sobre aquellos sucesos que mas raiting les pueda generar.

jueves, 5 de mayo de 2011

Comando Svr, hinchada de reivindicación popular.


"Tupac Amaru, lider de la mayor sublevación indigena en Perú y simbolo del Comnado Svr"

La historia del barrismo peruano es grande y no es un fenómeno relativamente nuevo como muchos piensan. Por ejemplo acá en Colombia el barrismo como lo vemos y vivimos hoy en día tiene una historia corta (12-13 años cuando mucho). Pero este pequeño tiempo ha bastado para presenciar barras organizadas en todos sus aspectos. En términos políticos y sociales tambien se ha venido avanzando, puesto que cada vez se ven mas organizaciones de "barrasbravas" colombianas dejando huella en aquellos contextos en que se trazan luchas de reivindicación popular, lo que ahora se conoce como BARRISMO SOCIAL. Ahora bien, haciendo un paralelo con lo anterior podemos empezar a crearnos en la mente la magnitud y el efecto que han tenido las barras peruanas (sobretodo las de la U y Alianza Lima) en el contexto socio-político del Perú. Hoy como ejemplo, mostraremos el perfil social de la barra COMANDO SVR, hinchada del popular Alianza Lima de Perú.

El Comando Sur, nació el 4 de diciembre de 1972 empezando con el nombre "Barra Aliancista". A finales de los setenta los medios y la hinchada la rebautizaron como "Barra Sur", por su ubicación en el estadio. Comando Sur tomó ese nombre en octubre de 1986 como un grupo radical de muchachos de la misma barra que se encargaría de encarar a los medios que criticaran sin fundamento al Alianza Lima, y a dirigentes y jugadores que no sudaran la camiseta por el equipo. Actualmente el nombre oficial de la barra es: Comando Sur, la fiel y leal.
Los orígenes del Alianza Lima siempre han sido conocidos como humildes, y la barra mantenía esa identidad. Eligieron la tribuna sur porque desde hace años era la popular de la gente obrera, de los más pobres, del Pueblo. A decir del Sofo (Manuel Feijoo legendario hincha y fundador de la barra en los 70s): "Yo desde niño iba a sur, porque allí encontrabas a los viejos hinchas aliancistas que venían de La Victoria". Por esa razón fueron a dicha tribuna, porque la sentían propia, no por comodidad o por que sobrara.

Durante la segunda mitad de los 80 una nueva generación entró en la Barra. Esta generación creció entre la violencia política que azotaba Perú y llegaban con una característica propia de la juventud de aquel entonces: La radicalidad puesto que en el contexto nacional, el accionar subversivo y la represión de las FF. AA ahondaban una crisis económica que golpeaba a las mayorías y sobretodo a los jóvenes.
Por tal motivo la Sur se radicalizó. Se volvió violenta. Y también política. Eran constantes los reclamos sociales mediante los cánticos en los partidos donde jugaba el equipo. Cánticos en contra de las medidas desacertadas del Gobierno de ese entonces. Esta radicalidad era propia de unos años en que todo se llevaba al extremo, donde lo que no era blanco, era negro, donde no había medias tintas. No era extraño que en la Tribuna Sur, miembros más radicales de la Mancha Subte (el fenómeno juvenil más extremo de esos años, emparentado al movimiento Punk Rock) "Los Bandera Negra" colocaran un lienzo que decía "Alianza Radical, los Punk's contigo". Estos por su espíritu contestatario tomaban de buena gana esa iniciativa de los reclamos sociales. La actitud inusual con la que ésta barra de fútbol se manifestaba trajo consigo que policías secretos trataran de infiltrarse en la barra para formar parte de Sur e investigarlos. Las sospechas que despertaron hicieron que fueran descubiertos dos de ellos. Ellos afirmaron que trataban de descubrir si a la Barra la manejaban miembros de Sendero Luminoso o del MRTA (Movimiento Revolucionario Tupac Amaru). Ambos movimientos revolucionarios de por aquel entonces.

En los 90s llega un nuevo gobierno el APRA (Alianza Popular Revolucionaria Americana). Su funesta gestión gubernamental, sumando el avance en todos los frentes de la subversión, incrementando su accionar terrorista, y el aumento de la represión, habían llevado al caos total al país. Ninguna actividad escapaba a esta debacle. El fútbol era un reflejo de ello en lo deportivo, infraestructura y organización. Fue así que por su composición social e ideológica se puede afirmar que Comando Svr es una barra contestataria. Ejemplo de ello: En las elecciones de 1999 el Comando Svr fue la única Barra que mostró su protesta contra el régimen de Alberto Fujimori, mostrando carteles del "Fraude 2000" y cantando el clásico "Y va a caer... Y va a caer... La Dictadura va a caer...". En la barra tambien han tartado de elaborar los conocidos "Barrios Blanquiazules", donde piensan implementar comedores populares y casas de la Juventud, para que impartan charlas de prevención sobre drogas, planificación familiar, abuso, delincuencia y donde también se formarán talleres de trabajo que le pueda servir para la vida a los miembros que lo requieran. Este proyecto esta por ahora en el papel, pero tienen la firme convicción de algún día concretarlo.

lunes, 2 de mayo de 2011

Red Warriors - Guardia Albiroja Sur

En esta ocación queremos dejar a quienes visitan este blog, la descripción de un "combo" integrante de la barra mas popular del Club Independiente Santa Fé en la ciudad de Bogotá - GARS - quienes aparte de alentar a su equipo cada partido tambien se caracterizan por mantener un ideal ANTIFASCISTA dentro y fuera de las tribunas. Desde el blog les mandamos un saludo libertario y esperamos que estemos en contacto.

Como jóvenes antifascistas bogotanos tenemos un compromiso con nuestra ciudad, para no dejar infectar a bogota del virus fascista, representada por los falsos skinheads n/s , queremos representar y abanderar la lucha antifascista en las gradas del estadio , ya que es uno de los lugares donde la presencia de estos personajes neo nazis es frecuente y activa.

RED WARRIORS es un colectivo de hinchas de independiente santa fe que buscan a través de su ida al estadio apoyar incondicionalmente al equipo y reafirmar nuestra convicción anti-nazi, antifascista , antirracista y anticapitalista , la idea al formar este grupo de guerreros rojos es mostrar nuestro inconformismo en las gradas del estadio, específicamente en lateral sur siendo un diferenciador de los barristas que hacen parte de la guardia albi roja sur.

Nuestra idea como antifascistas bogotanos es demostrar también en las canchas de la capital y de Colombia nuestro desprecio y repudio hacia aquellos n/s (boneheads) que asisten al estadio a promulgar su discurso barato, pueril y fascista.
Como hinchas antifas bogotanos queremos demostrar que aquellos cabezas huecas que quieren destruir las mentes de hinchas santafereños , no podrán pasar impune frente a nuestros ojos.
El compromiso como RED WARRIORS es principalmente acompañar al equipo en cada partido en nuestra ciudad y en lo posible viajar a partidos fuera de bogota , siempre alzando la bandera antifa con orgullo y honor .

RED WARRIORS es totalmente multicultural, por este hecho la aceptación de cualquier persona es positiva , claro teniendo en cuenta que somos un grupo totalmente antifascista.

La acción directa es parte importante dentro de nuestro grupo , ya que es una forma de reprimir a aquellos enemigos que quieren acabar nuestra lucha justa democrática y social, como forma de acción directa RED WARRIORS debe tener una organización de acción y reacción para cualquier enfrentamiento dentro o fuera del estadio, , teniendo en cuanta siempre que nuestra acción es directamente contra los skin nazis (boneheads)
Un punto importante para los integrantes de nuestro grupo es tener siempre presente que nuestra acción no es pandillismo ni vandalismo es forma de acción contra el sucio fascismo.

Los enfrentamientos con otros “parches” de gars , solo pueden ser justificados , aunque nosotros no vamos en son de peleas ni enfrentamientos con compañeros del mismo cuadro futbolístico , RED WARRIOR se caracteriza por el apoyo incondicional al equipo en las buenas y malas y sobre todo la lucha antifa en los estadios de Colombia .

La Hinchada Antiimperialista

Crónica de un domingo de marzo en Bogotá en el que la visita del terrotista G. Bush (cuando era presidente de los EE.UU) coincidía con una de las fechas del torneo de fútbol colombiano.


Por Sandra Milena Rueda
Periodista

Era un día bizarro, un día sin tráfico, un día aterrador, pero aun así los estadios en Bogotá y el país abrían sus puertas a las personas que dejan de lado su rutina y se embarcan en un juego de noventa minutos donde la pasión es el elemento central para entrar en una nueva realidad de resistencia y apoyo a un equipo de fútbol.

El conocido Mister Danger, George W. Bush, visitaba la capital de Colombia, aquella ciudad caracterizada por su constante movimiento y su esencia urbana y afanosa; y llegaba el séptimo día de la semana, llegaba domingo, aquel día considerado por los rolos como de descanso, para algunos de deporte, para otros, un día familiar. Y sin duda alguna para muchos: el día futbolero, el día en que las aficiones se visten de su color representativo y se movilizan masivamente a los estadios.

Por los medios corría el rumor de que por razones de seguridad los partidos de aquel domingo serían aplazados, las vías seguramente estarían intransitables, y la hinchada capitalina, acostumbrada a ver a sus equipos, no podría disfrutar del fútbol como sagradamente lo hacen cada domingo. Pero la decisión fue que sí habría fútbol, pues no le caería mal al emperadorcito que la gente se distrajera mientras él recibía la visita del patrón Bush.

Millonarios se enfrentaría ante el Cúcuta Deportivo en el estadio El Campín, y por su parte, el Independiente Santa Fe jugaría ante Seguros La Equidad en el estadio de Techo. Un hecho pocas veces visto: los dos equipos bogotanos jugarían en su ciudad sin enfrentarse el uno al otro. Un día esperado pero ahora irrumpido por alguien que llegaría del Norte.

Ese triste día de marzo se permitió a la hinchada vivir sus emociones domingueras en sus correspondientes canchas, mientras que en el centro de la ciudad se viviría un hecho histórico, importante para unos y desagradable para otros. Había que estar presente en dos sitios aquel día: el primero, como siempre en la tarde de los domingos: ver al rojo, a Santa Fe. Pero también, un día diferente como éstos, sentía un compromiso con la patria, con mis compañeros estudiantes, con mis familiares y con la sociedad. Debía hacer sentir la voz de la inconformidad de recibir en la ciudad que me vio crecer a aquel señor causante de tantas de mis tristezas diarias al ver las noticias nacionales e internacionales.

Salí aquella mañana decidida a vivir intensamente aquel concurrido domingo. Divisar la calle 26 ese día fue una de las imágenes más impactantes de mi vida: los contaminantes buses urbanos no estaban, los ruidosos automóviles no pasaban, no había ciclovía ni transeúntes deportistas. Era una calle desolada, tenebrosa, ligeramente verde, o mejor aún: exageradamente verde: un policía cada diez metros ubicados en los tres andenes de la avenida ocupaban aquella calle por la que circulo diariamente, la misma que en diciembre viste tan bella.

Necesitaba llegar a la 26 con séptima, lugar de concentración de miles de personas que llegaban allí a pronunciarse y a manifestarse en contra de ese gringo, que pasaría a pocos metros en ostentosas limosinas y caravanas.

Empecé a caminar, los policías me dirigían sus miradas como vil sospechosa, había silencio en la calle, pero no un silencio de tranquilidad. Por el contrario, un silencio abrupto y descortés. Pasé por un restaurante que a pesar de tener sus puertas abiertas no tenía clientes, y el cual con pancartas en sus ventanas pronunciaba su desacuerdo con la visita del personaje ya anteriormente dicho.

Después de caminar más de veinte cuadras llegue a un lugar aún más aterrador pero para mí algo reconfortante, al divisar que no estaba sola, que había personas que no sufren del mal del país: el mal de la indiferencia y del olvido. Todos rodeados por los famosos agentes del Esmad, bien protegidos y frente a frente con valientes muchachos que cubrían sus rostros y, sin armas, desafiaban a los encargados de la seguridad.

El ambiente estaba pesado, nunca había vivido la tan impactante escena de ver un gas lacrimógeno caer a menos de tres pasos de mí, fue inevitable sentir sus efectos, en mi pecho, en mis pulmones, las lágrimas brotaban y a pesar de saber que era consecuencia de aquel maligno gas, también había tristeza en ellos, se me dificultaba respirar. Los protestantes corrían de un lado a otro, todo era nubloso e inentendible para mí, tuve miedo, miedo inexplicable, el miedo lo sentimos todos, y tengo la certeza de que tanto policías como manifestantes sentían el miedo que se respiraba en el lugar.

Salí despavorida de allí, quería ir a ver a Santa Fe, y empecé a caminar de regreso al lugar de dónde partí, un lugar aparentemente seguro: mi hogar. Me movilicé en la tarde al estadio de Ciudad Techo, toda la capital estaba desolada. Al llegar al estadio sentí alivio una vez más, la mancha roja estaba presente a pesar de las dificultades de transporte.

La tribuna llena, los cantos y el bombo retumbaban en mis oídos, y en el sector sur una bandera tricolor se desplegaba con una insignia en letras grandes y negras que decía: “Fuera Bush”. La hinchada cardenal no era indiferente a lo que sucedía en otro punto de la ciudad, y yo una vez más sentí el placer de saber que hay quienes comprenden aquella inconformidad que me aturde y a veces no me deja dormir.

Lastimosamente la realidad de nuestro país en el estadio también se refleja. Un policía prohibió colgar la bandera que posiblemente saldría en los medios y que la hinchada con dedicación había pintado. Un típico final para un típico Colombia, sin dejar a un lado que mientras tanto en Medellín la hinchada de Atlético Nacional sí había podido enviar su mensaje por TV, con un gran trapo que decía: “Fuera Bush. Estudiantes U.N. presentes”.

Al otro día todo era normalidad, los buses de nuevo contaminantes, el tráfico insoportable y la gente continúa pasante en su rutina sin entender que posiblemente algo malo está pasando.

domingo, 1 de mayo de 2011

El fútbol a sol y sombra - Eduardo Galeano


Eduardo Galeano es considerado uno de los escritores mas destacados de la literatura latinoamericana ya que siempre se ha caracterizado por mantener una posición crítica y de denuncia frente aquellos aspectos impuestos por los países imperialistas a través de la historia. Entre sus libros mas conocidos están la Memoria del Fuego y la gran obra Las Venas Abiertas De América Latina.
Entre sus pasiones siempre se destaco el amor que sentía por el fútbol  Llegó incluso a decir frases como: "soy un drogadicto del fútbol" y ni mas ni menos en 1995 terminó un libro dedicado a este, en el cual le rinde un homenaje tratándolo de música en el cuerpo y fiesta de los ojos, así como también denunciaba las estructuras de poder de uno de los negocios más lucrativos del mundo.
Esperamos que lo lean ya que es una gran obra hecha por un gran escritor.

«Todos los uruguayos nacemos gritando gol y por eso hay tanto ruido en las maternidades, hay un estrépito tremendo. Yo quise ser jugador de fútbol como todos los niños uruguayos. Jugaba de ocho y me fue muy mal porque siempre fui un pata dura terrible. La pelota y yo nunca pudimos entendernos, fue un caso de amor no correspondido. También era un desastre en otro sentido: cuando los rivales hacían una linda jugada yo iba y los felicitaba, lo cual es un pecado imperdonable para las reglas del fútbol moderno.»

El libro lo pueden leer en el siguiente link: