La propuesta de este espacio surge con la intención de informar sobre algunos de los acontecimientos socio-políticos que suceden en nuestro entorno y que tienen que ver con el ambiente futbolero y barrista del contexto LATINOAMERICANO. Este blog se caracteriza por mantener una visión crítica respecto a los aspectos mencionados anteriormente y ve la oportunidad de que, desde las barras latinoamericanas, se gesten ideas que permitan transformar las estructuras sociales que hoy en día generan tanta injusticia y desigualdad social. Su material es de libre difusión.

http://www.hinchasantifascistas.blogspot.com/

Medellín - Colombia



miércoles, 20 de junio de 2012

Foro: Fútbol y Neoliberalismo en Chile

www.futbolrebelde.org

La Hinchada SkinHead Antirracista de Millonarios

Para el día de hoy traemos la historia y reseña de un grupo de jóvenes Skin Heads pertenecientes a la SHARP de la ciudad de Bogotá que disfrutan del ambiente futbolero de su ciudad visitando las tribunas del Campín cuando juega Millonarios. Estos se hacen llamar "ORGULLO BOGOTANO".
Primero daremos una breve descripción de el significado de el movimiento de Skin Heads SHARP, que es donde se sitúa este grupo de hinchas, con la finalidad de vislumbrar su carácter ideológico. Así mismo mostraremos algo de la historia de los SHARP en la ciudad de bogotá, para finalmente terminar con algunos aspectos propios de cómo los integrantes de ORGULLO BOGOTANO viven y sienten el ambiente futbolero desde una perspectiva, que en cierta parte, es diferente respecto a las dinámicas más comunes del barrismo Colombiano.

SHARP:
SHARP cuyo significado es "Skin Heads contra los prejuicios raciales", es un movimiento de Skin Heads fundado en New York a mediados de los años 80s. Este movimiento nació con el fin de cambiar la imagen que la sociedad tenía sobre los Skin Heads, ya que eran vistos como una subcultura juvenil uniforme y homogénea identificada con las ideologías neonazis. Hay que tener en cuenta que estos últimos son un grupo minoritario dentro de la subcultura Skin Head, almenos, en nuestro continente. En sus comienzos este movimiento siempre estuvo alejado de orientación política alguna, aunque esto ha ido cambiando con el tiempo, pues hoy se pueden ver algunas relaciones con grupos de Skin Heads altamente politizados. Sin embargo su principal factor de identidad sigue siendo el Antirracismo, manteniendo la imagen de lo que ellos llaman "El Skin Tradicional". Este movimiento ha tenido una buena acogida a nivel internacional, incluyendo a Colombia.

SHARP en Bogotá:
Los SHARP, como movimiento en la ciudad de Bogotá, se crearon a eso del año 93. Fueron integrados por antiguos miembros Skins de los R.U (Rapados Unidos), quienes fueron los primeros Skins de la capital, 

"entremezclados con punks de la época, rapados, botas altas, pantalones remangados, chamarras de cuero, y con un brazalete con un icono bien particular, una V en un círculo que significaba "virus", un virus dentro de la sociedad bogotana...éstos 
vegetarianismo" *


y por ex R.E.A (Rechazo a la explotación animal),

"comprometidos con la defensa animal como su nombre lo indica y con mantener su identidad como skinheads". *

Desde un principio,

"deciden comenzar un programa de información acerca de la cultura skinhead, con la intención de que los capitalinos aprendieran a reconocer a los skins como un colectivo más que hace parte de la sociedad bogotana". *

y partir de esto, empiezan a ser reconocidos en el estadio El Campín, pues se vuelve casi una regla institucionalizada dentro del movimiento, ser hinchas del equipo azul de la capital. Veamos entonces, como desde la voz de uno de sus integrantes, se vive el barrismo para los Skin Antirracistas de Bogotá.

Orgullo Bogotano:
En 1.992, en un partido de la selección Colombia contra Chile, se empezaron a ver por primera vez los Skin Heads en el estadio Nemesio Camacho El Campín. Ese día ganó Colombia con gol del Tino. Desde ese mismo año se funda lo que hoy todavía es conocido como La Blue Rain, la cual ya no solo era conformada por "rapados" sino también por otros hinchas fieles de Millonarios. Y llegaron los problemas, en especial con una de las barras de su rival histórico, Los Saltarines del Independiente Santa Fe, así como también con hinchas del Naconal de Medellín, con quienes existe aún una gran rivalidad regional. A eso de 1996, la barra decidió instalarse en la popular norte y formar los reconocidos Comandos Azules Número 13, obviamente con todas las raices de la Blue Rain. En el año 2001 surgen nuevos inconvenientes con miembros de los Comandos y se decide recuperar lo que se había forjado nueve años atrás, es decir, volver a crear el grupo solo de Skin Heads, los cuales ya estaban identificados dentro del movimiento SHARP. nace así "Orgullo Bogotano", nombre que abarca el orgullo de Bogotá que según ellos es Millonarios

Un día con “Erni”, percusionista de los skins, amante de la cerveza, la música y el buen fútbol:
Por: Rodrigo Almonacid

Al fútbol con un cabeza rapada Sisas, sisas. ¡Oi, oi, oi! ¡Skinheads! La, la, la ¡Skinheads! La, la, la. Las gradas retumban, la adrenalina recorre el cuerpo de los rapados y sus roncas voces intimidan a los asistentes del Nemesio Camacho “El Campín”. Un sábado más en la capital colombiana y el estadio está a reventar. Una vez más la afición del Club Deportivo Los Millonarios no ha fallado, y los cabezas rapadas no son la excepción. Una veintena de jóvenes con jeans estrechos, botas Doctor Martens -tipo militar-, chaquetas de aviación naranja y tirantas caídas de distintos colores, no se cansan de alentar al más veces campeón del fútbol nacional. Al mejor estilo de los hooligans europeos, los skinheads criollos imponen, con autoridad, su presencia en los estadios y las calles bogotanas. Los skins, o “calvos”, como popularmente se les conoce, empezaron a frecuentar el estadio en 1992, año en el que fundaron la reconocida barra brava los Comandos Azules. Luego, por enfrentamientos con integrantes de los Comandos, los skins formaron su propia barra: el Orgullo Bogotano Skinhead. Barra que acompaña en todos los partidos de local al equipo embajador. En medio de la antesala del partido, en la tribuna oriental sur, me encuentro con Ernesto Sandoval, un “calvo” de veinte años de edad. Moreno. Estudiante de Ciencias Políticas. Acuerpado y de mediana estatura (no más de uno setenta metros), lleva más de cuatro años en el movimiento skin. Me estrecha la mano fuertemente y se prepara para afinar su tambor. Para muchos esto es una moda o algo pasajero, pero la verdad es que es una forma de vivir. Es algo que se lleva en el corazón, asegura. Sus tatuajes en los brazos y el pecho, son la prueba contundente de que esto no es un simple juego. Un skinhead crucificado en su hombro derecho, una telaraña en su codo izquierda y un laurel en su corazón son, entre otros, la prueba de su convicción y orgullo de estar rapado. La gente casi siempre se cambia de andén cuando nos ve. Si voy solo no es tan tenaz, pero de todas formas se siente cierto tipo de rechazo. ¿Por su forma de vestir? Quizás si, pero más por la fama de violentos que tenemos gracias a la usurpación de nuestra cultura por parte de los cabezas huecas, de los nazis. Y es que, aunque la mayoría de personas lo desconozca, el movimiento skinhead, originalmente, era de corte antirracista, antifascista y multicultural. Los nazis nos robaron la imagen y, a través de los años, desde 1969, hemos intentado recuperarla –y añade entre risas- si no mire mi cabeza. Una cabeza, que parece más un mapa, repleta de cicatrices productos de peleas callejeras y un accidente automovilístico. Empieza el aguante El partido está a punto de empezar y Ernesto, o “Erni”, como le dicen “los colegas”, se apodera del tambor que le dará ritmo al “aguante”, es decir, a los cánticos de apoyo al equipo o a la barra misma. La barra se organiza, se voltean su chaqueta Bomber y toda la atención del estadio recae sobre ellos. Somos skinheads y en la barra nadie resiste a nuestro lado. Porque nos gusta el buen beber, la buena cerveza, las ostias en el bar, beber los que puedas sin parar. Las roncas voces de los skins son opacadas por el resto de barras que apoyan a Millonarios, pero a ellos parece no importarles. Ernesto sigue marcando el compás a seguir. En ocasiones pareciera que su vida girara en torno al fútbol, a la cerveza, a las mujeres y, por qué no, a la violencia. Yo no soy ni violento ni pacifista, simplemente me hago respetar. Aunque eso no significa que emplee la violencia gratuita. Siempre tiene que haber una justificación. La función ha iniciado y los equipos salen a la cancha. La lluvia de papeles, los miles de corazones latiendo a mil por hora, hacen olvidar a quien sea de cualquier tipo de problema que lo aqueje. La marea de humo blanquiazul nubla la vista de “El Campín”. Lo único visible son las chaquetas naranjas de los rapados, entre ellos Ernesto, que grita sin parar: Embajador, ponga huevo y corazón, desde que nací te llevo en el corazón, para todo el aguante te sigo a todas partes, para toda esta familia… que vive de esta alegría. Los minutos pasan y el público se va desesperando. No llega el gol, pero ellos siguen firmes. No se desesperan ni se tornan violentos. Hay tiempo para el “valseo” y para uno que otro madrazo. Eso si, nunca por motivos raciales o culturales, simplemente por que no hacen lo que deber hacer, afirma Ernesto. Quien desde que tiene memoria ha ido a apoyar a su Millos del alma. Mi papá y mi abuelo fundaron una pequeña barra, que ya se acabó, y de ahí mi gusto y pasión por el fútbol y por el azul. Ernesto es conciente de que no siempre el equipo va a rendir como ellos desean, pero de eso se trata “el aguante”: gritar, gritar, y gritar sin importar el resultado del juego. Los skins siguen saltando y sus botas de acero levantan el polvo del piso. Ninguno está borracho y muchísimo menos con rastro de droga. La droga es para los hippies y para los cobardes que no afrontan sus problemas, dice Erni. De repente un grito ensordecedor se toma al estadio. Millonarios ha anotado y la dicha de los skins es notoria. Saltan, se ríen, se abrazan y, algunos, levantan su puño izquierdo en señal de victoria. En estos momentos su rudeza y seriedad parece desaparecer, aunque es cuestión de segundos para que la intimidación vuelva. El grito londinense de Sisas, sisas. ¡Oi, oi, oi!, reaparece en las gradas como un grito de triunfo de un guerrero que se acerca a la estocada final, sólo que esta vez no habrá muerto. Simplemente un skinhead El partido se acerca a su final y Millonarios derrota a su rival de turno por una amplia diferencia de cuatro goles. La dicha es total y ya se planea la forma de festejar el triunfo capitalino. Ernesto no para de tocar el bombo y sus colegas no paran de animar la fiesta. Niños, padres de familia, y otros jóvenes, se unen a la celebración de los rapados que no paran de alentar al equipo de sus amores. Ni una discusión, ni una riña en todo el partido. De pronto por la falta de hinchada visitante, de pronto porque así son. Yo no le voy a decir mentiras, pero si ha habido varias peleas feas sobretodo con la gente de Nacional. La prohibición del ingreso de tubos PVC al estadio es gracias a nosotros. Batallas campales, pero aquí estamos, dice con orgullo y cierta modestia Ernesto, quien también es baterista de una banda de streetpunk –género musical que une a los punks y a los skins-. El juez alza las manos y pita el final del compromiso. La dicha es total y el trapo, o bandera, que homenajea a Alex de la Naranja Mecánica, es recogido rápidamente. Por fin los rugientes gritos de los skins van desapareciendo poco a poco. El bombo es guardado en un viejo y negro estuche, y los rapados empiezan a preparar su noche. Aún no saben a donde irán, sólo se sabe que el mayor invitado será el alcohol. Ernesto está feliz y sonríe. El fin de semana concurrirá tranquilo y la unión de los skins será cada vez más fuerte en el concierto de sus bandas más representativas en un pequeño local de Chapinero. Un skin con pobladas patillas y la cabeza recién rapada, saluda a Erni y lo invita a la fiesta. “¿Parcha a la sesenta?" No compa, hoy no puedo. Mañana madrugo a trabajar. Sí, Ernesto paga buena parte de sus estudios en una universidad privada. Trabaja casi todos los días de la semana por poco más del salario mínimo. Aún así no es de clase baja. Aunque su estética sea poco convencional no significa que sea un vago, pues su ideología de izquierda, y la vida misma, le han enseñado a luchar por sus ideales de una forma racional. Él no busca reconocimiento ni infundir temor entre las personas. Entonces qué pretende con su postura, le pregunto. Porque su actitud da miedo y no todo es color de rosas, añado. Se lo respondo con un poema- me dice- Tu hogar está en las calles, que te han visto crecer. Qué tu barrio es tu patria, no lo quieren comprender. La gente se confunde, pero qué le vas a hacer. Tampoco eres un santo, simplemente un skinhead.

Para terminar dejamos la letra de una agrupación de oi! bogotano llamada Capital Skin:
"La semana se acabó, ya te vas para el estadio y con todos tus colegas apoyando a Millonarios. La fiesta ya ha comenzado con los bombos y los trapos, los rapados en la grada son ORGULLO BOGOTANO. A la salida todo es diversión el partido ha sido del embajador con unas buenas cervezas brindaremos por esta fecha. Recordando el pasado y la historia en el estadio, una vez mas gritaremos: VIVA ORGULLO BOGOTANO. Millos, Orgullo Bogotano Millos, Skins en el estadio, Millos. Y Con tus colegas , nos vamos para el estadio, apoyando a Millonarios"

martes, 19 de junio de 2012

Los De Abajo: "Universidad Gratis ¡ya!"

Con motivo del partido que el pasado Jueves disputaron Boca Juniors y la Universidad de Chile en la Bombonera, por la semifinal de la Copa Libertadores, la hinchada LDA siguen mostrando su apoyo hacia las luchas estudiantiles que ya cumplieron mas de un año en las calles del país chileno.


martes, 12 de junio de 2012

La camiseta está manchada


"Pareciese que Pacific Rubiales fuera una república independiente que legisla sus propias leyes", sostiene Camilo Acero, de la Unión Sindical Obrera, Meta. "Es una ofensiva mediática engañosa, es un engaño que le están haciendo a todo el pueblo colombiano dado que es latente, es visible como se han violado los derechos laborales y derechos fundamentales a nuestros pobladores, a nuestra comunidad en general, a la clase trabajadora. Los mismos trabajadores se ríen cuando escuchan esta publicidad. Allá en Puerto Gaitán nos manifestaron los trabajadores que se burlaban de cómo Pacific Rubiales engaña a la comunidad y como no hay una vigilancia por parte del gobierno y de instancias internacionales que verifiquen realmente esta publicidad que está haciendo Pacific Rubiales. Lo que van a encontrar es que toda esta publicidad es un engaño".

"La transnacional Pacific Rubiales reproduce cabalmente la estructura de explotación y dominación de la economía de enclave, que se incrustó en el país durante los principios del siglo XX y en la cual la clase dominante colombiana entregó territorios, trabajadores y riquezas a empresas estadounidenses como la United Fruit Company y la Tropical Oil Company"

¡La multinacional canadiense en los ultimos dos meses ha despedido a 4.000 trabajadores!
Por eso, ¡Que el petróleo y su sucia moneda no manche tu camiseta!

Fuente: 


viernes, 8 de junio de 2012

Hinchadas chilenas contra la absurda ley "Estadio Seguro"

La barras populares de Chile siguen expresando su rechazo en contra de la ley "ESTADIO SEGURO" aprobada por el gobierno de Piñera y con la cual pretenden "acabar la violencia en los estadios del país austral", argumentando que esta se puede mitigar "prohibiendo el espectáculo característico en las barras Latinoamericanas". Que absurdo!. Los De Abajo - Universidad de Chile Garra Blanca - Colo Colo Furia Roja - Unión Española Los Panzers - Santiago Wanderers Los Cruzados - Universidad Católica Los REDiablos - Ñublense

miércoles, 6 de junio de 2012

Hinchas de diversos clubes marcharán unidos este sábado contra la represión y el “Plan Estadio Seguro”


Las hinchadas de los clubes de regiones y algunas de la capital marcharán de manera pacifica este sábado contra la represión en los estadios que ha venido en aumento desde que el gobierno empresarial de Piñera instauro el mediático y dictatorial “Plan Estadio Seguro”. La convocatoria es a las 12 del día en la Plaza Italia, desde donde marcharán hasta la Plaza de Armas. No está demás declarar que este mediático plan represivo sólo es una punta del iceberg que pretende desalojar del fútbol profesional a todas las expresiones populares que asisten a las gradas. El primer paso fue sacar a los hinchas del control de los clubes, a través de la privatización de estos. El segundo tiene que ver con convertir la galería en un espacio elitizado y enmudecido que perderá totalmente la posibilidad de ser un espacio de solidaridad con los movimientos sociales (como ocurrió el año pasado con los estudiantes) y de protesta contra los gobiernos o las diversas medidas que tomen los actuales dueños de los clubes que tanto amamos. Adjuntamos la declaración pública de la coordinación de hinchadas, el afiche y el evento de las redes sociales, y les pedimos colaborar en su difusión, ya que como toda iniciativa que viene desde los sectores populares, esta ha sido completamente callada por los medios tradicionales. 

 

DECLARACIÓN PÚBLICA: 
Somos un grupo de hinchas de distintos equipos y colores, pero también somos ciudadanos, trabajadores, adultos, niños/as, ancianos/as que nos distinguimos por tener una pasión llamada fútbol. Hace algún tiempo el Gobierno ha comenzado la implementación de medidas de manera ilegal y autoritaria de un programa llamado Estadio seguro, que de “seguro” sólo tiene el nombre. Los problemas y fallas de este plan han sido evidentes tanto para los asistentes a los estadios como para la opinión pública. Un programa que pretende ser una ley, pero sin aun serlo, se ha puesto por sobre la legislación vigente. Han prohibido el ingreso de los bombos e instrumentos musicales acusándolos de promover la violencia, llevando a cabo revisiones humillantes a niños/as, mujeres y adultos mayores. A esto se suma la prohibición del ingreso de paraguas en días de lluvia, el penoso y denigrante incidente del plantel de D. Concepción, entre muchos otros. Muchos de nosotros hemos recibido golpes y represión por parte de carabineros, sólo por exigir que se respeten nuestros derechos de expresión y la legislación existente. Debido a estos factores, y a muchos otros que violan nuestras libertades personales y de expresión, hemos emprendido acciones legales que inexplicablemente han sido rechazadas. Es por esto que es tiempo de unirnos y demostrar que no somos lo que dicen que somos, que la violencia no es producida por nosotros, sino que somos parte de la alegría, la fiesta y el carnaval en el espectáculo futbolístico, y que somos además parte de la idiosincrasia y el folclor de nuestro país, porque representamos a todas las regiones y a la capital de Chile, a sus poblaciones, ciudades y poblados, somos los valores intrínsecos que éstos poseen, somos cultura. Porque el fútbol para nosotros representa más que una disciplina sino que creemos que fomenta la unión, la representación, el sentido de identidad y de pertenencia, es un espacio de recreación, de pasión, de compartir como ciudadanos, amigos/as, como familia. Para nosotros el fútbol es una inspiración, una visión de esfuerzo, perseverancia y lucha. Porque estamos ya cansados del abuso y la represión, injusticia y discriminación… llamamos a la lucha por nuestros clubes, nuestros colores, nuestras alegrías, y por la libertad en nuestro país. Convocamos a todos/as a unirse a nuestra lucha, a todos/as los/as que crean en estas legítimas demandas y reivindicaciones. Este 9 de Junio a las 12:00 hrs. Se realizará la Marcha Familiar en contra del Estadio Seguro. El lugar de reunión es frente al teatro de la Universidad de Chile (Plaza Italia-Metro Baquedano) para marchar juntos y con alegría por recuperar lo que es nuestro.

Hinchadas Chilenas Unidas