La propuesta de este espacio surge con la intención de informar sobre algunos de los acontecimientos socio-políticos que suceden en nuestro entorno y que tienen que ver con el ambiente futbolero y barrista del contexto LATINOAMERICANO. Este blog se caracteriza por mantener una visión crítica respecto a los aspectos mencionados anteriormente y ve la oportunidad de que, desde las barras latinoamericanas, se gesten ideas que permitan transformar las estructuras sociales que hoy en día generan tanta injusticia y desigualdad social. Su material es de libre difusión.

http://www.hinchasantifascistas.blogspot.com/

Medellín - Colombia



jueves, 15 de enero de 2015

¿Por qué somos antifascistas?

Quizá mucha gente se hace continuamente esa pregunta, por qué nos llamamos Hinchas Antifascistas, para ser anti- cualquier cosa se debe tener bien claro que es lo que se está combatiendo y por qué. El antifascismo no es exclusivo de quienes gustamos del fútbol o cualquier otro deporte, o de cierta estética y estilo de música, y mucho menos es propio de cierta edad, género, nacionalidad, o clase social, todos en distintos grados llevamos un antifascista por dentro, simplemente por sentido común y humanidad,
He aquí algunas de las características de aquéllo contra lo que luchamos:
El fascismo es un movimiento político y social que se centraliza en un Estado todopoderoso que dice encarnar el espíritu del pueblo. La población no debe, por lo tanto, buscar nada fuera del Estado, que está en manos de un partido único. Dentro del régimen totalitario fascista el Estado está por encima del pueblo y el gobierno ejerce su autoridad a través de la violencia, el terror, la persecución y la propaganda del mismo por todos los medios de comunicación oficiales, prensa, radio, televisión, incluyendo la manipulación del sistema educativo; su empatía con el nazismo está caracterizada por el racismo, la discriminación, patriotismo exacerbado , xenofobia, sexismo, homofobia etc., se suprimen derechos y libertades individuales, se ponen a merced del Estado las empresas y los sindicatos obreros, todas las actividades de los ciudadanos son vigiladas y coordinadas por la policía, al tiempo que toda oposición es oprimida. Los regímenes fascistas por lo regular están conformados por gobiernos ilegítimos.
El neofascismo repite actitudes y modus operandi de los movimientos originarios, violencia, autoritarismo, persecución, represión sistemática y manipulación de los medios para mantener su existencia y el poder sobre las masas populares.
Dentro de las masas populares, el mundo cuenta actualmente con la más numerosa generación de jóvenes que jamás haya existido, más de mil 800 millones de seres humanos tienen una edad comprendida entre los 15 y los 24 años que se supone requieren: buena educación, gobierno honrado y sensible, mejor atención médica, alimentos nutritivos, energía estable en casa, protección contra el crimen y la violencia, igualdad de género y mejores oportunidades laborales para vivir dignamente; sin embargo la mayor parte de ellos habitan los países menos desarrollados, en muchos de los cuales se ha llegado al extremo en que la educación primaria se ha convertido en el máximo nivel de estudios y no el mínimo.
La importancia de la juventud es algo que el gobierno y la sociedad debe tener en cuenta pues se supone que la juventud de hoy será la sociedad del mañana. Los jóvenes de ahora se convertirán en los hombres que continuarán creando un escenario mejor para ellos y las futuras generaciones. Configurarán por tanto el mundo en el que viviremos dentro de unos años.
Sin embargo en muchos países donde la desigualdad social impera, los gobiernos descuidan tanto a la juventud que las políticas educativas y laborales obligan a estos a desertar de los estudios y por ende a no encontrar empleo. Se ven obligados a salir de sus países para emprender una nueva vida lejos de sus hogares creando un conflicto emocional muy grande, el sentido de perdida para la familia, y en muchos casos la desintegración de estas, muchos de estos jóvenes se convierten en una cifra más de los miles de migrantes, los cuales en algunas ocasiones no llegan a su destino encontrándose la muerte o la cárcel a su paso, y otros tantos se suman a las filas del crimen organizado a sabiendas de las terribles consecuencias.
La juventud suele ser un sector incómodo para los gobiernos autoritarios, pues cuentan con la jovialidad, libertad y fuerza innata para poder expresarse, proponer y tener acciones fuertes para salir de ese sistema que les oprime, y los está encaminando a un destino incierto y luchar en pos de un mejor futuro. Muchas veces, las cosas que los jóvenes tienen que gritar y exigir no agradan mucho a estos gobiernos, por lo que continuamente se les somete a diversas maneras de represión propias de un régimen fascista, “olvidando” que en un futuro estos jóvenes deberán ser los encargados de cuidar al resto de la población.

No hay comentarios:

Publicar un comentario