La propuesta de este espacio surge con la intención de informar sobre algunos de los acontecimientos socio-políticos que suceden en nuestro entorno y que tienen que ver con el ambiente futbolero y barrista del contexto LATINOAMERICANO. Este blog se caracteriza por mantener una visión crítica respecto a los aspectos mencionados anteriormente y ve la oportunidad de que, desde las barras latinoamericanas, se gesten ideas que permitan transformar las estructuras sociales que hoy en día generan tanta injusticia y desigualdad social. Su material es de libre difusión.

http://www.hinchasantifascistas.blogspot.com/

Medellín - Colombia



jueves, 29 de octubre de 2009

¿Xenofobia Latinoamericana?


En el entretiempo del un clásico que disputaron Independiente y Boca Juniors, la hinchada roja comenzó a flamear una gran cantidad de banderas de Bolivia y Paraguay con la inscripción "12" en el centro, en clara referencia a la parcialidad boquense llamada "La 12".

Es histórico el uso de los gentilicios "boliviano" y "paraguayo" como un intento de menospreciar a los hinchas de Boca Juniors, equipo que por décadas representó a las clases trabajadoras y más humildes de la Argentina, entre las que hay cientos de miles de inmigrantes de estos dos países.

Los mismos imbéciles que desplegaron esta actitud xenófoba retrucan que no es discriminatorio usar las banderas de las naciones hermanas y que quienes discriminan son los que ven un insulto en las palabras "boliviano" y "paraguayo".

Pero el hecho repudiable es el uso que ellos hicieron, enarbolando las insignias de los países con la intención clara de que representen un símbolo de rechazo hacia el adversario. De hecho, acompañaron la exhibición de estos símbolos con un canto de carácter inconfundiblemente xenófobo: "Hay que saltar / hay que saltar / el que no salta es de Bolivia y Paraguay", al que remataron con "¡Argentina / Argentina!".

Tampoco es correcto encasillar el hecho con la etiqueta de "folklore futbolero". Las cosas por su nombre: todos los actos de xenofobia deben recibir el rechazo inmediato de todos los protagonistas del fútbol.

Pero el insulto que un grupo de hinchas de Independiente pretendió lanzar se le volvió en contra. Porque al utilizar la bandera paraguaya como señal de desprecio, mancharon parte de su propia historia, la que tiene al paraguayo Arsenio Erico y a sus 293 tantos como el máximo goleador de la historia del fútbol argentino.

En 2001 el árbitro Ricardo Sugliani, que dirigía un partido entre Talleres de Remedios de Escalada y Atlanta (Primera B), suspendió en encuentro cuando los hinchas del primer equipo entonaron cantos antisemistas hacia Atlanta, club identificado con la comunidad judía de Buenos Aires.

Tristísimo espectáculo el de la hinchada de Independiente. Que una veintena de imbéciles agravie a millones de hermanos de los dos países merece una sanción que ponga fin a estas aberrantes demostraciones de desprecio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario